Page 79 - Demo
P. 79

galerías, y sus plazas y edificios notables, ni tampoco acce- der a la imponente iglesia de los jesuitas. Abordamos de nuevo al autobús para proseguir viaje hasta Wroclaw, que nos acogería las dos noches siguientes.
El lunes 25 efectuamos una visita guiada por la ciudad. Arrancando de la plaza del mercado, donde se sitúa el famo- so Ayuntamiento gótico, seguimos por varias de sus calles, pobladas de pequeños “duendes” alusivos a los edificios ante los que estaban colocados, pasamos ante algunas igle- sias y, finalmente, arribamos al edificio de la Universidad. Visitamos las barrocas Aula Leopoldina y Aula Mariana, y entramos en la aledaña iglesia de los jesuitas. Volvimos hacia el mercado central (donde también nos topamos con nu- merosos productos españoles -desde quesos manchegos al farinato de Ciudad Rodrigo- y nos empuntamos luego a la isla de la catedral, cruzando antes el río Oder. La catedral de San Juan Bautista, que visitamos brevemente, destaca por sus altas y esbeltas torres gemelas, cuyas agujas se aña- dieron a finales del siglo pasado. Para rematar la mañana dimos un agradable paseo en barco por el río Oder, que nos proporcionó un nuevo punto de vista de la arquitectura de la ciudad, especialmente de sus puentes. Tras la comida de grupo nos quedó el resto de la tarde para profundizar en los atractivos de Wroclaw, fundada en el s. X y destruida en gran parte durante la 2a Guerra Mundial.
El martes 26 salimos de buena mañana en nuestro auto- car hacia Czestochowa, el principal santuario polaco, al que afluyen constantemente riadas de peregrinos. Visitamos el monasterio con su célebre imagen de la Virgen Negra, y tras ello continuamos viaje hacia el antiguo campo de concentra- ción de Auschwitz, símbolo de las atrocidades del nazismo, que ha devenido en museo para recuerdo y homenaje a sus víctimas. Con el horror derivado de la evocación de aquellos terribles acontecimientos, coetáneos con nuestra infancia, reemprendimos la ruta que desembocó, a la caída de la tar- de, en Cracovia. Esta ciudad, antigua capital de Polonia y hoy segunda en población, fue fundada antes del s. X, ape- nas sufrió daños por la 2a Guerra Mundial, y constituyó la etapa final de nuestro viaje.
AaCtuaTLIDUaD IAngEnLIERIoDs InDAustDRIaLEs
La mañana del miércoles 27 la empleamos en la visita guiada a Cracovia, que comenzó en la colina Wawel. Allí se encuentran el castillo y la catedral, a los que dimos un rápido repaso visual. Bajamos caminando hacia el centro ur- bano contemplando al paso iglesias como la de S. Pedro y S. Pablo y la de S. Andrés, la sede del Instituto Cervantes y llegamos poco después a la Universidad, fundada en el s. XIII. Al entrar en su monumental patio al filo de las 11:00 sonó el Gaudeamus igitur y se puso en marcha, en el piso superior del edificio, un autómata mecánico que reproducía a pequeña escala el solemne desfile del rector, autoridades y catedráticos de la universidad, con sus tradicionales atavíos académicos. Posteriormente llegamos a la plaza mayor del mercado, del s. XIII, una de las mayores de Europa, cuya torre gótica del Ayuntamiento, junto con el edificio rena- centista del mercado de paños, y la iglesia de Santa María son sus tres monumentos principales. Vistamos con deteni- miento esta iglesia (s. XIV), en la que destaca su altar gótico de madera tallada, del s. XV, el mayor del mundo. La co- mida de grupo fue amenizada por un conjunto de coros y danzas regionales. Por la tarde visitamos la cercana mina de sal de Wieliczka, la más antigua de Europa, excavada hace 700 años y declarada patrimonio de la humanidad. Alberga la capilla de S. Kinga, con altares, candelabros y esculturas labradas en sal, aparte de estatuas de personajes ilustres, maquinaria antigua de madera y otras curiosidades de inte- rés tecnológico-histórico.
La cena de grupo, a la que se sobrepusieron melancóli- cos cánticos hebraicos de un conjunto musical judío, remató nuestro último día en Polonia.
El día siguiente, jueves 28, nos trasladamos muy temprano a Varsovia por vía aérea, pero el siguiente tramo del vue- lo, hasta Madrid, experimentó un retraso de unas seis ho- ras por problemas logísticos y técnicos de la aerolínea. Ello –añadido al alargamiento del viaje de ida– no empañó, sin embargo, la satisfacción obtenida en este viaje por los 19 participantes en el mismo.
Madrid, julio de 2018
    La Comisión de Actividades Culturales y Recreativas de AIIM-COIIM realizó entre los días 15 y 22 de septiembre
un viaje a la isla de Sicilia.
El grupo formado por 31 personas viajó
en la tarde del día 15 en avión a la capital de la isla, Palermo. Como siempre, allí nos esperaba el autobús que nos acompañó el resto del viaje. Contamos con un experto conductor y una magnífica guía local que, con su simpatía y grandes conocimientos, nos ayudó a disfrutar de los magníficos paisajes y monumentos, así como a com- prender la compleja sociedad siciliana.
Desde el aeropuerto nos dirigimos a la playa de Mondello, disfrutando de un tiempo de descanso, puesto que, con motivo de la visita del Papa Francisco a
ViaJe a sicilia
  OTOÑO 2018 • tesla 79




















































































   77   78   79   80   81