Page 54 - Demo
P. 54

a fonDo
  El motivo de la no introducción de la innovación en nuestro país solo se puede explicar por motivos económicos
o por injerencia de la gobernanza en los informes técnicos de dichas agencias.
EL Caso DE La RaDIoCIRugÍa CRanEaL Con GAMMA KNIFE (LgK)
La Radiocirugía (RC) es una técnica de radioterapia en la que se adminis- tran múltiples haces finos de radia- ción generados en unidades de me- gavoltaje (Gamma Knife, acelerador lineal (LINAC) o CyberKnife) conver- gentes y conformados consiguiendo administrar dosis elevadas y localiza- das con altísima precisión, en un área o estructura anatómica específica, evitando la administración de dosis tóxicas a los tejidos adyacentes.
EL objetivo de la RC es adminis- trar en una sola sesión una elevada dosis de irradiación en un pequeño volumen con un elevado gradiente de dosis. Para ello, se utilizan múl- tiples puertas de entrada no copla- nares que confluyen en un punto (isocentro) empleando varios arcos o campos fijos conformados. Pue- de utilizarse uno o varios isocentros para obtener una mejor índice de conformación.
En nuestro país se ha introducido la técnica tardíamente y a través de la plataforma de los aceleradores lineales (AL), que es menos precisa (1 mm si es nuevo) que deja mayor dosis en tejido circundante al blan- co, tiene menos rendimiento (60 pacientes/año). Además la inmensa
 ¿sE PuEDE ConsIDERaR InnovaCIón a La tECnoLogÍa MaDuRa?
Un buen ejemplo de esta tecnología, que no siendo de desarrollo reciente, cumple los criterios de innovación lo constituye, en el mundo de la Onco- logía Radioterápica, los equipos de tratamiento de protones. En los paí- ses desarrollados es una tecnología madura con sus indicaciones claras, que no solo corresponden a unos tumores raros, si no que en niños reduce, hasta hacerlo prácticamente inexistente, la generación de segun- dos tumores. Además produce una mejoría considerable en la distribu- ción de dosis en el tratamiento de tumores con una preservación máxi- ma de los tejidos sanos minimizando la toxicidad de la radioterapia.
El motivo de la no introducción de esta innovación en nuestro país quiero entender que es por el factor precio. Estas instalaciones costaban hasta hace 5 años alrededor de unos 50 millones de euros pero reciente- mente se pueden incorporar por 25 millones de euros. Holanda, con una población de 17,02 millones de habi- tantes, tiene cuatro instalaciones de protones; recientemente publicó una ley que permitía, si se comparaban dos planificaciones de radioterapia con fotones y con protones, poder elegir para el paciente la de mejores resultados con menor iatrogenia. Esto conllevaba prácticamente siem- pre elegir los protones.
Otro ejemplo de esta situación es el robot quirúrgico Da Vinci, de
amplia implantación en Europa y EE. UU., y en la medicina privada es- pañola y de escasa implantación en la pública.
También podemos presentar el caso de la Gamma Knife de la que hay instaladas 356 unidades en el mundo, 130 en EE. UU. y 54 en Eu- ropa. En España, solo hay una insta- lada en la medicina privada en Ma- drid. Luego veremos el caso.
La explicación de estos casos es probablemente económica. Son téc- nicas de implantación caras y, en al- gunos casos, de mantenimiento caro y aunque haya evidencias a favor de la implantación, nos encontra- mos con el caso curioso que alguna Agencia de Evaluación de Tecnología nacional los ha desestimado y muy solventes agencias europeas han au- torizado y recomendado su uso.
Esta contradicción solo se puede explicar por motivos económicos
 54 tesla • OTOÑO 2018



















































































   52   53   54   55   56