Page 47 - Demo
P. 47

 y algoritmos que relacionen datos y conceptos, el obtener elaboraciones significativas en intervalos de tiem- po cada vez más cortos y más rela- cionados con una utilidad potencial.
Para ilustrar de una forma cercana aplicaciones de Big Data, es conoci- da la famosa predicción en Google de la gripe porcina: hacia mediados 2009, el mundo experimentó una pandemia de gripe A, llamada gri- pe porcina o H1N1. La web Google Flu Trends (https://www.google. org/flutrends/about/) fue capaz de predecirla gracias a los resultados de las búsquedas. Flu Trends usa los datos de las búsquedas de los usua- rios que contienen síntomas pareci- dos a la enfermedad de la gripe y los agrupa según ubicación y fecha, y es capaz de predecir la actividad de la gripe hasta con dos semanas de antelación a los sistemas tradi- cionales.
Aparte de esa aproximación de Google existen ya en la actualidad numerosos casos de uso real de Big Data. Entre ellos mencionamos los de mayor relevancia \[2\]:
1. Almacenamiento de datos mé- dicos completos (imagen, sen- sorización, historia clínica).
2. Visión global paciente, Data- Lake pacientes.
3. Alertas inteligentes.
4. Ayuda al diagnóstico en tiempo
real.
5 Gestión y optimización de equi-
pamiento médico: alta tecnolo-
gía y media tecnología.
6. Gestión proactiva y planifica-
ción.
7. Identificación de riesgos.
8. Gestión de dosis de radiaciones ionizantes.
9. Optimización, clasificación de pacientes.
10. Análisis de calidad sanitario.
11. Salud Pública y epidemeología. 12. Optimización del gasto sanita-
rio.
A modo de resumen Big Data es
una tecnología madura y fiable que se está usando ya por las organiza- ciones sanitarias con distintos gra- dos de avance. Además, permite co- nectar grandes silos de información que hoy en día están aislados y que permitirán mejorar la salud de las personas. Por otro lado, se pueden resolver problemas y aportar nuevas soluciones a problemas antiguos. Y, de cara a las organizaciones sanita- rias, permite obtener conocimiento útil para la toma de decisiones en tiempo real.
Blockchain
Hoy en día es un término que está en boca de todos principalmente debido a las criptomonedas como el bitcoin, pero que teniendo su ori- gen en el mundo de las tecnologías de la información y de las comuni- caciones ha saltado a multitud de campos aupado por los medios de comunicación. En Sanidad también, pero la pregunta que nos hacemos en este sector es, ¿para qué sirve el Blockchain?
Si vamos a una definición formal, el Blockchain es un protocolo distri- buido que permite el intercambio de información o valor (Tokens), en- tre dos o más partes \[3\]. La infor- mación, en forma de transacciones,
A FONREDvIstOa tEsLa
contenida en la red es validada a tra- vés del consenso. La red Blockchain actúa como fuente única de con- fianza entre las partes. Una defini- ción más “informal” tal y como dice Axel Pierron, Managing Director de Opimas, LLC, es: “Blockchain es una solución buscando un problema”. Sí que hay consenso entre los analis- tas tecnológicos que la consideran como el modelo de intermediación a futuro en distintos sectores indus- triales y de servicios, entre los que hemos de incluir la Sanidad tam- bién. La potencia que le confieren a esta tecnología es la capacidad de desintermediación en los servicios.
Actualmente si nos fijamos en el ecosistema de Blockchain hay bas- tantes iniciativas basadas en esta tecnología, la más conocida es en el ámbito financiero con las criptodivi- sas y las ICO (Initial Coin Offering). Hay más iniciativas en otros campos como en la Educación (www.tute- llus.io), en las transacciones comer- ciales, votaciones, etc. El elemento común a todas ellas es la unidad de valor o activo que es el token en un entorno donde no hay confian- za entre las partes que intervienen en el proceso. Este token puede ser una moneda, un documento, 1KW de energía, un informe médico, un seguro de salud, etc. \[4\].
En cuanto a las aplicaciones prác- ticas a la Sanidad, estamos asis- tiendo a una fase inicial en la que la tecnología está todavía inmadura y no son muchos los profesionales expertos. No obstante existen nu- merosos proyectos como gestión de la identidad para controlar el ac- ceso a las historias clínicas (caso de Estonia, https://e-estonia.com/solu- tions/healthcare/e-health-record/), la trazabilidad de productos farma- céuticos, la contratación de seguros médicos (https://linda.healthcare), desarrollo de ensayos clínicos, etc.
Existen ya varios estudios de la aplicación de la tecnología de Bloc- kchain que nos ilustran por dónde van a ir los avances, tales como el estudio Deloitte \[5\]: Blockchain: Opportunities for health care, que nos presenta el potencial de esta
OTOÑO 2018 • tesla 47





































































   45   46   47   48   49